Apostolado presencial:


48  Días  Provida,  es  un  apostolado provida  que  tiene  como  objetivo  custodiar  el  precioso don  de  la  vida,  por  medio  de la  oración,  la  formación  y  la  actuación por la vida,  hasta  que la  vida  sea  protegida  desde  su  inicio  (la  concepción)  en  todo  México.  

 

 

La dinámica del Apostolado es:

 

A.   Hacer un cenáculo provida una vez por semana para orar por la vida de modo que al año sean 48 días en oración por la vida. Las reuniones:

 

1.    Será en una en la Parroquia Tlalpan, Ciudad de México.

 

2.    Serán cenáculos de oración de 10:00 a.m. a 13:00 p.m.; el responsable estará esas 4 horas, y los demás laicos que quieran sumarse a este apostolado podrán acudir de modo abierto durante ese lapso.

 

3.    El programa consistirá en:

 

                      i.        Adorar al Santísimo 

                     ii.        Rezar el Santo Rosario

                    iii.        Tomar la Santa Misa 

 

B.   Concluir con la Oración del Apostolado Ante el SagrarioHacer una reunión grupal cada dos semanas en un salón parroquial de la Parroquia de San Agustín de las Cuevas, para hablar de métodos naturales de reproducción conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y para hablar de temas relacionados con la vida, con 48 días provida y con la Parroquia en la que hacemos nuestro apostolado.

 

C.   Hacer eventos que nos vinculen con la labor provida (desde la concepción), que provean a las familias católicas de una cultura de la prevención de modo que la sexualidad de sus hijos llegue a la castidad y virginidad que Dios desea de ellos conforme a su vocación.

 

 

 ¡Creemos que nuestra labor  es muy necesaria, y esperamos contar contigo!

 

  Los  tiempos  que  vivimos son apremiantes, son tiempos en  los  que  se  ha  despreciado  el valor  de  la  vida.  El valor de los  seres  humanos  en  el  vientre  materno,  el  cual es  el  primer  sagrario  de  los  futuros  hijos  de  Dios, (como  lo  fue  el  Vientre  Purísimo  e Inmaculado  de  la  Santísima  Virgen  María  de  Guadalupe  para  Nuestro  Señor  Jesús) esta siendo fatalmente invadido y convertido en un horno de matanza de humanos. El vientre materno ahora es el sitio donde se practican penas de muerte, el espacio para torturar inocentes.

 

Con  esta  labor  esperamos  desagraviar Al Sagrado Corazón De Jesús porque  Es  Su  creación  la  que  está  sufriendo  este martirio  terrible y este escandaloso genocidio, causado  por  una  sociedad  que  vive  en  la  cultura  del  descarte y de la muerte; cultura  del  descarte  que  domina  a  muchas  almas  como  las  que    despenalizaron el  aborto, las almas de los que    han  promovido el aborto, y las almas que se practicaron un aborto conscientes o inconscientes de lo que hacían.   Por todas esas almas  imploraremos  misericordia  en  este  apostolado con  nuestra  oración, esperamos que reaccionen  y cambien  con  la actuación y formación  que  deseamos  que lleve  cada laico que conozca  el  presente Apostolado.

 

 

 

Cartel oficial

Dirección de la Parroquia San Agustín de las Cuevas

Lugar del Apostolado

Salvando vidas humanas, para formar vidas divinas.